Posts etiquetados ‘Álvaro Negredo’

El Córdoba juga fuera de casa. Los jugadores blanquiverdes salen a calentar. Encabezando el grupo, dos hombres imponentes, la pareja de centrales: Gaspar Gálvez y David Prieto, ambos corpulentos, que pasan del metro ochenta y cinco, unos auténticos armarios. Nada fuera de lo normal, sin embargo, tratándose de futbolistas. El público rival los ve pasar y, después, siguen uno por uno al resto de componentes del equipo. Es entonces cuando todos, sin excepción, posan sus ojos en uno en concreto. Uno muy menudo, al que el chándal del equipo le queda irremediablemente grande. Desde las primeras filas de la grada, alguien hace un comentario que pretende ser gracioso: “¡Oye, que se les ha colado un infantil en el equipo!”. Sonrisas y miradas cómplices se extienden entre el público. Pero rápidamente se transforman en caras de admiración cuando ese mismo jugador recorre medio campo haciendo toques con el exterior del talón sin que la pelota toque el suelo. Y sin el más mínimo esfuerzo. El pequeñajo se acaba de ganar el respeto de los que no le conocían.

El protagonista de esta escena es Juan Quero (Madrid, 17-10-1984), el futbolista más bajito de la Segunda División. Puro talento concentrado en un cuerpo de 157 centímetros, un jugador que ha sabido sacar el máximo partido a un físico al que mucha gente consideraba no apto para el fútbol profesional. Como, por ejemplo, los técnicos del Real Madrid, que decidieron prescindir de él cuando tenía que dar el salto al equipo cadete. “Era una época en la que el Madrid buscaba jugadores grandes para su proyecto de cantera. Y claro, yo no encajaba”, relata; “Sin embargo, se portaron muy bien conmigo. Mientras que a otros compañeros simplemente les anunciaron que no iban a seguir, en mi caso fue distinto. Vicente Del Bosque -entonces coordinador del fútbol base blanco- se reunió con mi madre y le explicó que, por una cuestión simplemente de físico, no iba a tener minutos y que era mejor que me fuera a otro equipo”. Entonces, en plena adolescencia, tuvo claro que si quería llegar a ser jugador profesional debería superar un importante handicap: su poca estatura. Y así fue. Con 27 años recién cumplidos, disfruta de su quinta campaña entre Primera y Segunda.

(más…)